Renzo Piano y Luna Rossa, composites para arquitectura efímera

El Luna Rossa Challenge aterrizó en Valencia para participar en la 32nd America’s Cup construyendo una base singular de Composites. 


El equipo creado por Patrizio Bertelli, director general de Prada y patrocinador habitual, en activo desde 1997 ha participado en distintas competiciones y en cinco America’s Cup. En la primera que se celebró en Valencia y que congregó a 12 sindicatos, los italianos confiaron en el arquitecto Renzo Piano para la construcción de su Base en el Port America’s Cup de Valencia. 


Un edificio singular y efímero que serviría para alojar al equipo y sus barcos y que se construyó en 2006 con velas recicladas de Kevlar y Carbono que habían sido usadas en la navegación los años anteriores. 
Para su construcción se utilizaron 50 velas con alta resistencia a la tracción y la elasticidad por su composición, que se cortaron y cosieron a modo de mosaico y que a su vez se reforzaron con paneles de policarbonato para aumentar su rigidez y garantizar un cierre estanco. Se pre-ensamblaron sobre marcos de aluminio instalados sobre una estructura de acero formando una escultura semi-transparente de 485 paneles con una superficie de 3100 metros cuadrados. 
  

La piel de este edificio le otorgaba su propia singularidad, la transparencia de las velas conformadas con refuerzos (Aramida y Carbono) – típicamente usados para la fabricación de piezas estructurales de composites – permitía la entrada de luz natural en el edificio durante el día y creaba un efecto linterna por la noche. Al efecto especial de luces y sombras sobre una configuración ligera y sencilla, se unía el hecho del reciclado y recuperación de los materiales compuestos, poniendo en valor el trabajo del arquitecto que supo aunar a la perfección los valores que el equipo de Luna Rossa compartía. De hecho en su visita a la Base escribió en una de las paredes exteriores chi nu se straggia ninte!” (“aquí no se desperdicia nada!”), explicando así su idea de la reutilización de las velas como paneles de cerramiento del edificio. 

Renzo Piano que nació en Genova en 1937 y recibió el Premio Pritzker de Arquitectura en 2008 siempre ha estado muy ligado al mar apreciándose una gran influencia en su arquitectura.  Alguna de sus obras más destacadas son el Centro Georges Pompidou, la regeneración del Puerto de Génova y el reciente Centro Botín, inaugurado en 2017 en Santander.  


El edificio singular, la base del Luna Rossa Challenge en Valencia se derrumbó en 2015 con motivo de la consolidación de la Marina de Valencia como espacio público y ciudadano, pero el trabajo de Renzo Piano quedará en la memoria de todos amantes del mar y de los composites, como un ejemplo de arquitectura efímera y sostenible


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *