Las Cabezas de VALDÉS, sus primeras esculturas pintadas con epoxi

Durante 6 meses, 6 gigantescas cabezas de Manolo Valdés se han mantenido flotando en uno de los lagos de la Ciudad de las Artes y las Ciencias de Valencia, todas ellas esperando ser elegidas para quedarse a vivir en la ciudad del artista. 

LA PAMELA. Aluminio. 4150 Kg.
La exposición temporal al aire libre, comisariada por Javier Molins, ha sido organizada por la Fundación Hortensia Herrero, cuya Presidenta y Fundadora Dª. Hortensia Herrero es la Vicepresidenta y Socia de la empresa Mercadona. Dentro de su actividad filantrópica, la Fundación no solo ha conseguido traer esta gran exposición desde Paris a Valencia, sino que donará a la ciudad “La Pamela”, la escultura de Valdés que ha resultado ser la ganadora en la votación popular celebrada durante los primeros meses de exposición, y que ha adquirido por valor de 1.7 M de Euros, será ubicada en la Marina de Valencia
LA DIADEMA. Hierro, acero cortén y pintura de epoxi. 5970 Kg.


MARIPOSAS. Hierro fundido y pintura de epoxi. 7480 Kg.
El escultor más internacional de Valencia, cuenta con otra escultura en su ciudad la denominada Dama Ibérica, que se inauguró en 2007 y que está compuesta por unas 22000 piezas de gres porcelánico, haciendo así honor a la industria ceramista de la provincia de Castellón, cuna del autor. 
LA DOBLE IMAGEN.  Mármol blanco, hierro y pintura de epoxi. 10270 Kg.


LOS ARETES. Hierro y pintura de epoxi. 8250 Kg.

Para la confección de estas gigantescas escultoras de aproximadamente 5 metros de altura, no se han utilizado materiales compuestos, y esto se refleja en sus pesos, entre 4 y 10  Toneladas. Los materiales elegidos han sido el hierro fundido, el aluminio, el acero corten, y el mármol. Sin embargo, y por ello lo incluimos en este blog, en casi todas ellas ha hecho uso de las resinas epoxi en forma de pintura confiriéndoles un acabado semibrillante y resistencia química a agentes diversos. De hecho, es la primera vez que el artista pinta sus esculturas, y comenta que ha reflexionado durante los últimos años sobre policromar sus obras, recordando sus orígenes cuando iba al Puerto de Valencia y veía las planchas de metal pintadas con capas y capas de colores. 
LA MARIPOSA. 2016. Aluminio y pintura de epoxi. 5110 Kg.

Paradójicamente, la escultura que se ubicará en ese mismo puerto, entre el Tinglado nº2 y el edificio EDEM será la única de toda la serie que no ha sido policromada con una pintura de base epoxidica.  


Publicado en: Arte

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *