Buckminster Fuller’s “Fly’s eyes”


En la facultad de Químicas conocí una parte de la historia del diseñador, inventor, filósofo y poeta norteamericano Fuller, peculiar sí, pero he aquí la razón, en 1985 se descubrían nuevas formas moleculares del carbono, las más estables en la naturaleza, superiores al grafito y al diamante, por Kroto, Curl y Smalley (Premio Nobel Química, 1996), quiénes decidieron rendir homenaje al visionario Buckminster denominándolas FULLERENOS. La disposición ordenada de los átomos de carbono en combinaciones de pentágonos y hexágonos se conformaba en geometrías que recordaban a los denominados domos geodésicos inventados por Fuller en 1949.


Fuller, que murió en 1983 nunca supo que la Química le honró con este reconocimiento, sin embargo y paradójicamente esa era la respuesta de nuestra ciencia a su previa contribución, en especial a la Química del Carbono, construyendo algunos de sus domos, ya por las décadas de los 70 y 80 en Composites.





Desde el pasado 24 de mayo Francia acoge – gracias a la compra y restauración por parte del arquitecto Robert Rubin – al mayor de los tres prototipos, según Fuller “diseñado para ser una casa autónoma”. En Toulouse a orillas de La Garonne, en el Port Viguiere y dentro de Le Festival International d’Art de Toulouse se puede admirar el  “Fly’s eyes” de 50 ft. de altura, construído en Fibra de Vidrio y Resina de Poliéster en 1981 por el surfista especialista en FRP John Warren, quién también ha participado de la restauración de esta majestuosa obra, en colaboración con Daniel Raiser, y que fue abandonada pocos años después de la muerte del inventor.

Existen dos domos más, el de 12 ft. propiedad del arquitecto y amigo de Fuller, Sir Norman Foster y el de 24 ft. de Craig Robins, restaurado con motivo de la Design Miami 2011 por el constructor de barcos para la America’s Cup : Goetz Composites, supervisado el proyecto por Raiser y Warren.



 



La labor de Goez Composites ha ido más allá, con la tecnología actual a disposición de los fabricantes de materiales compuestos, han escaneado todas y cada una de las piezas reparadas, completando un exhaustivo archivo de renders 3D en Rhinos, a disposición del Buckminster Fuller Institute, ofreciéndoles la posibilidad de confeccionar por CNC moldes en composite y construir nuevos “Composite Fly’s eyes”

La filosofía de Richard Buckminster FULLER aplicada a la mayor parte de su obra, “Doing more with less” hoy se acrecenta a su máxima expresión.

Para saber más sobre Buckminster FULLER, visita The Institute Buckminster Fuller.

__________________________________________



Actualización Noviembre 2014 – (vía Composites World)
El Domo de 24 ft. ha sido recientemente ubicado en el acceso peatonal al garaje subterráneo del Palm Court at the Miami Design District, Florida-USA.



Craig Robbins, a propósito de esta nueva vida para el Domo de 24 ft. opina que “en el Design District se puede caminar alrededor y ver el arte y diseño espectacular, y en el caso del Fly’s Eye los visitantes pueden experimentar la obra de arte de Buckminster Fuller, desde el interior”.  

Sin duda, una experiencia única !!!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *